lunes, 12 de diciembre de 2011

FÁBULA DE UN ECO

(Armario de luces y sombras, del escultor Román Hernández)

Para Román Hernández

Escarba en el jardín de su cráneo un poco todos los días. Sin prisas, como si no tuviera nada más que hacer. Sin apenas saber de verdad lo que hace. Lleva linternas ―ya está oscuro allá abajo― y una sed de años acumulada en sus ojos. A veces no encuentra nada: entonces, resignado, se limita a escuchar un sonido que sube desde el fondo del tiempo. Voces, plegarias, ruegos, gritos, susurros, aleluyas, cánticos, risas, estertores, olas, respiraciones o gemidos. Todo forma una masa indistinguible de la que en ocasiones surgen imágenes aisladas. Pero, igual que surgen, desaparecen, vuelven a hundirse en el jardín de su cráneo. Sabe que en vano querría atesorarlas. Las contempla caer como en un pozo, para siempre, y retiene el sonido que inaugura su ausencia. La belleza, se dice, no es la aparición súbita de esos rostros velados sino el eco que dejan cuando ya se han perdido. A veces se detiene como un pescador al borde del abismo y teme confundir el brillo de los peces con el de sus propios ojos en el mar reflejados. 

[Este viernes 16 de diciembre de 2011 a las 20 horas se inaugurará en el Espacio Albar (www.casa-albar.es) de La Laguna, Tenerife, la exposición Armario de luces y sombras, del escultor Román Hernández. Considero un honor participar en el catálogo de la exposición con el texto "Fábula de un eco", que doy aquí a conocer, junto a las contribuciones de escritores a los que admiro: Antonio Gamoneda, José Bento, Lázaro Santana, Bruno Mesa, Régulo Hernández, entre otros. Román Hernández, ducho en el arte de los guiños e infatigable zahorí de convergencias, anuncia varias sorpresas para la inauguración. Frustrado como quedo por no poder asistir —precio que uno paga por la vida de ultramar—, estoy, sin embargo, convencido de que la mayor de ellas será disfrutar en vivo de una pieza, el Armario de luces y sombras, que se convertirá, pocas dudas me caben de ello, en un acontecimiento para las artes plásticas canarias (y no canarias). Decía la gran Clarice Lispector: "Me gusta estar en silencio junto a alguien. Es incluso la condición de una amistad para mí. Un amigo es aquel con el que se puede compartir el silencio... como se comparte la palabra". Desde este Madrid friolento de mi destierro te deseo, querido Román, la mayor de las suertes en tu exposición y te mando estas palabras que quisieran ser casi un silencio.

2 comentarios:

  1. Preciosas palabras, mi querido Rafa. Certeras, bien hiladas, hermosas.
    Estarán en el catálogo (¡Por suerte!) y quizás hubieran debido estar en cualquier otro contexto donde se hable o se haya hablado de la larga, dura, serena (bueno, no sé si Lili estará de acuerdo conmigo en lo de "serena"), pero sí que tenaz y sólida obra de Román (el Gran Hernández); gran obra que demuestra lo obsoletos que son los programas del mediático Eduard Punset, porque las piezas de Román nos dicen, desde lo ancestral y lo telúrico, desde los callos de la mano del escultor, y desde los callos de su mente --sin que él haya leído tratados sobre el cerebro ni haya visto la 2 de TVE a deshoras--; él, Román, nos dice que la razón sólo se fecunda con ese embiste de la poesía, cuando pegas una boca y una lengua a esa ranura maravillosa de donde mana la vida(como un libro abierto), por donde puede fluir a borbotones un universo nuevo, la creatividad. Porque el ejercicio de la memoria y el bregar diario nos obligan a salir de los armarios en que se parcela nuestra existencia, y somos todos, cuando lo conseguimos --como Román ahora--, alborozados "chuecos" que defendemos nuestra libertad de decir, de amar, de mostrarnos aunque nos dañen, de gritar: "Aquí he estado; y esto, señores, es lo que quiero compartir con vosotros". En fin, de "salir del armario".
    Enhorabuena, Román Hernández, porque ya iba siendo hora... ¡Por fin saliste del armario, cabrón!
    José Anibal Campos

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tan nobles y sabias palabras querido Rafael.
    Tendrá ocasión de ver la exposición con mi compañía. El montaje ha quedado realmente espectacular. TV canaria realizará un reportaje el jueves. un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar