jueves, 7 de abril de 2011

CAVERNA

En un jardín de arena / alimentaré a un ave / que despreciará mi comida / picoteará mis entrañas / en busca de un sabor perdido / en el transcurso del tiempo / será derramado el jugo tenebroso / que cavará en la arena un agujero / como si quisiera esconderse / de los seres que acudan a bebérselo / llamados por su aroma / y se asomen al charco que se dará prisa en filtrarse / a través de la arena hasta la más / remota caverna de otro tiempo / allí sé que me esperas / aunque esté ya vacío / aunque incluso mis huesos / no sean más que una brisa que resuena / entre las gotas que se filtran / hasta el interior de la caverna / allí sé que algún día / sellaré tras de mí la única entrada.

1 comentario:

  1. Un pájaro negro picoteará la forma de mi vida en un árbol cualquiera una tarde de otoño. Allí pondrá sus huevos y alimentará a sus crías con insectos. Allí evitará que la lluvia llene los charcos ya secos de su corazón. Allí esperará, agradecido de que mi forma sea cóncava y discreta y oscura; esperará, digo, que regrese mayo lleno de flores, de sauces, de sol alto, de cristales casi rotos. Saludos, Rafa.

    ResponderEliminar