miércoles, 19 de julio de 2017

ISLAS, MORGUES

Es propia de las islas la retención; les es extraña la dispersión.

*

La falta de espacio de las islas obliga a cavar, a escarbar, a hundir en la tierra las manos y los ojos. Las islas están llenas de túmulos, de tumbas, de fosas comunes en las que la memoria se abisma, casi siempre en vano, para encontrar un hilo del pasado.

*

Que levante la mano el que sea de las islas. Y todos dieron un paso atrás.

*

La diferencia entre un isleño y un insular es que el primero rezuma isla y el segundo ve islas donde no las hay.

*

Es a un isleño a quien peor le suena la palabra isleño. Por la misma regla de tres, es a un insular a quien mejor le suena la palabra insular.

*

La mayoría de los habitantes de una isla no sabe que vive en una isla. La mayoría de los habitantes de una isla no sabe que vive. La mayoría de los habitantes de una isla no sabe. La mayoría de los habitantes de una isla. La mayoría de los habitantes. La mayoría. La.

*

Como mejor se ve una isla es desde otra isla. Viceversa, depende.

*

Los habitantes de las islas, incluso aquellos que no son conscientes de habitar una isla, emprenden algún día el viaje hacia otra isla, la de los muertos. He visto a algunos que parecían ya vivir en ella desde hace muchos años. Como si fueran muertos arribados a nuestras costas para darnos noticias de lo que allí ocurre, en aquella otra isla a la que alguna vez tendremos que viajar.

*

Será enterrado en una isla. Vendrán a visitarlo las pardelas. Unos claveles le dejará el mar espumoso. Verano tras verano verá el sol hundirse como un bañista más en la playa desnuda. Recordará sus sueños de arena. Sostendrá con su cuerpo los castillos de entonces.

*

La “mirada insular”, la “memoria insular”, la “poesía insular”, la “visión insular”, el “mito insular”. ¡Ya está bien, niños!

*

Lugares donde se aprende bien la lección. Ojos vendados. Puertas blindadas. Las islas: ve a por lana y saldrás trasquilado.

*

Isla: porción de tierra rodeada de macroalgas por todas partes.

*

- Que no, que no. Que no me quiero ir de viaje. Que quiero quedarme aquí, en la isla.

- ¿Entonces no encontró una forma más original de suicidarse?

*

Las islas no perdonan.

*

Su delito fue nacer en una isla. El castigo que se le impuso fue morir en una isla.

*

Soñó que un escritor peninsular, antiguo amigo suyo, visitaba una librería insular y le preguntaba a la librera: “¿Es este el único libro de autor local que tienen?” La librera, desolada, le respondía que sí.

*

Ese mismo escritor, en otro sueño, visitaba una morgue. Le fueron mostrados diez cadáveres. Al llegar al último, preguntó: “¿Es ese el único muerto insular que tienen?”

La respuesta que le ofreció el funcionario podría incorporarse a cualquier anuario de estudios insulares. Reza así: “Debe saber que muerto e insular son sinónimos estrictos. Todo muerto es una isla y todo insular está, por definición, muerto”.

*

Tengo un amigo que viajó en un mismo día cinco veces de una isla a otra. Lo consideraba una gran hazaña. En el último viaje le dijeron que había ganado un premio: a partir de entonces podría viajar siempre gratis entre isla e isla. 






3 comentarios:

  1. Pregunta curiosa: No termino de entender por qué isleño suena mal (a un isleño) e insular bien, a este. Se me escapa el matiz. Me imagino que si se explica se pierde la gracia, pero no me quiero quedar con la intriga.

    Por otra parte, me han gustado mucho el juego de palabras y saltos mentales. ¿Pertenecen estos islotes de textos a la obra Letargos?
    Saludos 🌸

    ResponderEliminar
  2. Amiga Raquel: ese pasaje por el que me preguntas es un juego irónico con la doble definición del habitante de las islas. Lo isleño y lo insular son las dos caras de una misma moneda. En un caso, el isleño parece rehuir de su identidad o destino, y quisiera enmascarar su vergüenza o complejo con la máscara de lo insular, ese concepto refinado y casi sublime que lo conecta con los patrones canónicos de la mejor tradición de las islas místicas o reveladas.

    Los fragmentos o aforismos de este "islario" son recientes, posteriores a los textos publicados en "El letargo"; no pertenecen al mismo ciclo de escritura, pues los incluidos en ese libro son sobre todo relatos o similares, mientras que "Islas, morgues" se entiende como un pequeño conjunto de aforismos.

    Agradezco mucho tu lectura y tu interés. Un saludo. Rafael.

    ResponderEliminar
  3. Llevo un tiempo viviendo fuera (en Madrid también) de mis amadas islas. Regresé este año y estoy interesándome ahora por temas y escritores canarios. Como no sigo la prensa no sé hasta qué grado hacen referencia isleño/insular a puntos de vistas diferentes. El pueblo llano no suele autodenominarse y en los textos escritos de naturaleza y sociedad canarias, por ejemplo, creo que se lee 'isleño' con algo más de frecuencia.

    A mí personalmente me gusta mucho más el término 'isleño', desde siempre. Fonéticamente porque deriva de 'isla', que la percibo con más afecto que 'ínsula', y porque rima con 'tinerfeño'. Es además uno de los sufijos típicos de gentilicios, como 'madrileño', 'extremeño', 'porteño', y por lo tanto me transmite pertenencia, identidad. 'Insular', por su parte, me trae la sensación de estar apartado, aislado de algo. Por eso me quedé intrigada al leer que 'insular' era más del agrado de los insulares. Ahí me perdí.

    Gracias por la explicación. Y de nada, estamos en el mismo barco, aunque yo me acabo de subir a bordo de la creación literaria. Pero en cuanto a amor a la filología y las letras, fecha de nacimiento y profesión coincidimos. ¡Hasta apellido! ☺

    Que tengas un muy buen verano, compañero, y disfrutes del merecido descanso del guerrero.

    ResponderEliminar